RITUALES PARA FIN DE AÑO

Lo primero que debemos hacer, es tener la casa bien limpia de energías negativas.

¿Cómo lo hacemos?

Hay infinidad de limpiezas, te explico la mía.
Debes utilizar un cubo de agua y le agregas un buen chorro de vinagre de manzana, o un puñado de sal gorda y una fregona nueva.

Comienzas a fregar la casa desde la habitación más alejada de la puerta de entrada hasta llegar a ella.

Si vives en una casa, el agua la tiras a la calle, si vives en un piso, el agua la tiras en el cuarto de baño y debes descargar por lo menos 3 veces la cisterna para que todas las energías negativas del hogar se vayan.

Posteriormente, enciendes un incienso de mirra y uno de sándalo. Lo pasas haciendo círculos por todas las habitaciones de la casa.

Esta vez empezando desde la puerta de la entrada hacia el interior.

Mientras lo haces, rezas una oración (la que te guste más)

Al terminar, enciendes una vela blanca, agradeciendo por la serenidad que entra a tu hogar.