ORACIÓN DE LA ABUNDANCIA

Mientras lees este decreto deberás concentrarte en tus más profundos deseos, en esos cambios que quieres realizar, en esas metas a las que quieres llegar, en la felicidad, en la abundancia, concéntrate y trae a tu mente todos aquellos deseos. Piensa con fe y da por sentado que ya es una realidad.
 Y decreta en  voz alta y repite tres veces el siguiente sortilegio:


Por el poder de tres veces tres

Por aquellos que van y por aquellos que vienen

Por los vivos y por los muertos.

Por el poder de los 4 elementos.

A mi alrededor todas las cabezas se giran abriéndome paso, elimino obstáculos.

Crece mi fuerza, soy energía, puro es mi pensamiento y atraigo lo que quiero.

El universo me otorga aquello que más deseo.

Reina la abundancia, la salud y el dinero.

Gracias PADRE- MADRE, concreto está mi sueño.

Danza mi corazón, mi espíritu está contento.