HO´ OPONOPONO

Desactivando proyecciones de otros y del inconsciente colectivo


Solo cuando aceptamos la energía que nos envía nuestro entorno con el mensaje que sea, es cuando le damos permiso para que se convierta en parte de nuestro mundo. Si no quieres algo, se consciente de que no lo quieres en tu día a día, y no le des permiso para que se convierta en realidad. Sea lo que sea, desde la cosa más tonta a la cosa más trascendental, si no es de tu interés, ¿por qué ibas a tener que dejar que se manifestara en tu mundo? El “ejercicio” requiere de cierta práctica, pero cuando llevas días haciéndolo, notas que hay cosas que realmente dejan de pasarte, porque tu has decidido que no sea así. Haced la prueba y ya me diréis.  Valeria Neuman