TU ANGEL DEL DIA

La energía que debemos utilizar el 9 de junio se llama Achaiah y lleva el número 7 Hoy sentirás en ti una notable capacidad para aguantar las situaciones difíciles sin reaccionar de forma negativa, en cierto modo para soportar el dolor, aunque sin que éste sea forzosamente de tipo físico. Ello te ayudará a encontrar más rápidamente la solución a problemas en los que antes te solías eternizar, a menudo por falta de paciencia. Es fácil que hagas comprensible el dicho que reza: “vísteme despacio, que tengo prisa”. Hoy también podrías descubrir un secreto.
ACHAIAH: Dios bueno y paciente. El eterno es misericordioso y compadeciente; lento en la cólera y rico en bondades. ACHAIAH: si me has elegido a mí, para la dura labor de descubrirte en la pequeñez de las cosas, permíteme, señor, que mi inteligencia nunca se extravié en el laberinto de las múltiples combinaciones con que se presenta tu obra material. Impide que mi intelecto se escinda del manantial de la eterna luz; haz que discierna lo primordial, escondido y disfrazado en formas pasajeras. Haz que el mensaje que deje a mis hermanos sea una vía hacia la unidad, de suerte que con mi paciente trabajo los hombres puedan vislumbrar las luces de otras dimensiones. Impide que me ahogue, señor, en mis pequeñas certidumbres, que me encierre en científicos dogmas. Dame la osadía de llevar mi inteligencia siempre más allá; la osadía de evitar identificarme con ninguna verdad pasajera, confundiendo tu luz con mi luz... Desde este punto evolutivo en que me has situado, utiliza, ACHAIAH, mis resortes humanos para que prosiga con fuerza y vigor la obra de la creación.