RITUAL DE VIDENCIA

Si deseas alcanzar la Videncia o al menos acercarte a ella o quieres desarrollar facultades innatas, debes seguir un ritual que destaca por la sencillez y concentración.

Evita las interrupciones durante el desarrollo del ritual.
Debes tener en cuenta que concentrarse no es ponerse tenso, sino relajarse, por lo que el ritual debe ser simple y fácil de recordar.



Antes de hacer entrar al Consultante, debes tener la mesa lista, es decir, despejada y con el mazo de Tarot a mano. 
La luz del techo encendida y la auxiliar apagada. 
La ventana cerrada salvo que esté garantizado que no habrá ruidos molestos, interrupciones, etc. También deberías mantenerla abierta si tienes incienso encendido, para garantizar la ventilación.

Al entrar el Consultante, hazle sentar enfrente de ti, hablad un poco para que se relaje y exponga el motivo de su Consulta mientras desenvuelves el Mazo de Tarot, pero no hagas demasiadas preguntas al Consultante antes de empezar. 
A veces es mejor no saber nada de su vida y concentrarse tan sólo en el mensaje de las Cartas.

Enciente la luz auxiliar, apaga la general, toma el Tarot entre tus manos y pide aquello en lo que tú creas que te da claridad o Videncia al interpretar las Cartas. Si no eres creyente pídeselo al infinito o incluso a tu propia mente. Hazlo humildemente y con la máxima fe.

Ten en cuenta que debes hacer de medio (medium) para sacar a la luz los aspectos ocultos que el Consultante desea descubrir y no puede solo.

Suele ayudar que el Consultante no cruce las piernas durante la consulta y también que no lo hagas tú (el Tarotista), aunque algunos profesionales las cruzamos adrede para autoprotegerse.

Escoge el tipo de tirada más adecuada para su ánimo, la pregunta del Consultante o la ocasión. 
Baraja bien las Cartas, procurando que puedan salir invertidas por el azar. 
Corta las Cartas y haz que el Consultante elija entre 2 o 3 montones o bien déjale cortar a él y formar los montones, según quieras o no que el Consultante toque tus cartas.

Coloca las Cartas descubiertas sobre la mesa, según el sistema de tirada elegido y una vez estén todas desplegadas, interprétalas, empezando por la sensación general que te producen. 
Muchos Tarotistas, miran la proporción de Cartas invertidas (malos momentos), cantidad de bastos (las Cartas hablan de trabajo o esfuerzo), espadas (problemas), oros (asuntos económicos), copas (sentimientos),etc.

Después ve interpretando carta por carta intentando responder a la pregunta o preguntas del Consultante.

Una vez acabada la Consulta, ventila la habitación y deja el Mazo de Cartas preparado para la siguiente Consulta.

Para ampliar información contacta con: Valerianeuman@gmail.com